atienza.info

Ermita de la Estrella

INDICE LA VILLA HOSTELERÍA RUTAS GEOGRAFÍA HISTORIA
LA CABALLADA ENLACES VARIOS INICIO PORTADA PRESENTACIÓN

www.atienza.info

La Caballada de Atienza. Tradición

Tiene su origen en el papel que se asegura  que jugaron los arrieros de Atienza en el salvamento del rey niño Alfonso VIII cuando la villa fue sitiada por su tío Fernando II de León. Era el año 1162, la reconquista avanzaba y retrocedía entre la competencia de unos reinos con otros, de unas familias nobles con otras.  En este caso fueron las familias castellanas de Laras y Castros los protagonistas de la disputa por la tutela real.

La Caballada
CELEBRACIÓN
ORIGEN HISTÓRICO
TRADICIÓN
INVESTIGACIÓN HISTÓRICA
FOTOS 1     FOTOS 2

FOTOS 2007

GLOSARIO

 

Dice la tradición que en la mañana del domingo de Pentecostés de 1162 los arrieros de Atienza, con el rey niño disfrazado de arriero entre ellos, abandonan Atienza por la puerta de la Salida. Van a la ermita de la Virgen de la Estrella, patrona de Atienza, donde simulan una romería. La vigilancia de los sitiadores se relaja y así consiguen llevar al rey niño primero a Segovia y luego a Ávila. Duró la huida siete jornadas, conmemoración que en la fiesta se hace con "las siete tortillas". 

La fiesta de Caballada es una de las tradiciones más antiguas de España, al menos una de las más antiguas cuyo origen se conoce y que además hoy en día sigue vigente. Los hermanos más antiguos de la Hermandad llevan en ella más de 50 años y no recuerdan ningún año en que no se celebrase.

 

 

Actualmente se siguen haciendo nuevos hermanos, cosa que generalmente se hace siguiendo una tradición que pasa de padres a hijos y que ha hecho que La Caballada perviva hasta nuestros días. Esto hace también que para los hermanos se convierta en un día emocionante por el recuerdo a los ya desaparecidos.

 

La música de los "gaiteros" (dulzaina y tamboril) es uno de los detalles que más identifica a La Caballada. Su música tradicional es el fondo de la fiesta y con sólo escucharla muchos de los hermanos sienten ya la emoción de La Caballada.