atienza.info  

INDICE LA VILLA HOSTELERÍA RUTAS GEOGRAFÍA HISTORIA
LA CABALLADA ENLACES VARIOS INICIO PORTADA PRESENTACIÓN

www.atienza.info

Fauna 

SITUACIÓN

Liebre encamada.

ACCESOS
RELIEVE
CLIMA
AGUAS
FLORA

"Las aves y los peces, desaparecen; para disfrutarlos hay que ponerlos y ya es sabido que un animal puesto carece de la bravura, de los reflejos instintivos, de la briosa desconfianza del animal montaraz."       Miguel Delibes (La Caza en España, 1972)

FAUNA
ECONOMÍA
POBLACIÓN
TRADICIONES
PUEBLOS

Con respecto a la caza las predicciones de Miguel Delibes se han ido cumpliendo. A estas alturas no creo que nadie lo pueda poner en duda. Tampoco puede decirse  que no las dijera con antelación suficiente. No obstante y a pesar de que el proceso de desaparición de las especies autóctonas  continúa, puede decirse que: 

 
 
 
 
 

Liebre a la carrera

La caza menor fue abundante hasta hace unos pocos años. Parece que últimamente está en regresión. No obstante aún puede encontrarse perdiz roja, liebre, conejo y codorniz (esta última en su época). También la perdiz becada se ve de vez en cuando por el monte de Atienza, El Marojal.

 
 
 
 
 
 
 
 

Con respecto a la caza mayor, los jabalíes y corzos, antaño escasos, son ahora abundantes en la zona. En el monte de Atienza, El Marojal, suelen cobrarse entre 30 y 60 jabalíes en cada cacería. Al circular de noche hay que tener precaución pues los accidentes de coche por colisión con estos animales son frecuentes. El ciervo se ve ocasionalmente pero no con la frecuencia del corzo.

.Corzo

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En alguna publicación de hace 25 años se reseñaba que en la zona había pocos lobos y que era muy raro llegar a ver algún lobo solitario, aunque uno se armase de paciencia, prismáticos y muchos días de caminar por los montes. Hoy, dada la despoblación de la zona, y según testimonio de algunos pastores, el lobo ha vuelto a verse por estos parajes. Los zorros son abundantes y cualquier madrugador puede verlos si pone un poco de cuidado e intención.

 
 
 
 
 
 

Los buitres son frecuentes en los cielos de Atienza, en particular el buitre leonado.

Buitre negro.

En los ríos, especialmente en el Bornova, aún se puede conseguir alguna trucha arcoiris y más raramente alguna común. De los cangrejos sólo queda el recuerdo.

 En los pastizales y junqueras podemos toparnos con alguna culebra de escalera, más raramente con alguna culebra bastarda. En las zonas más pedregosas puede haber alguna víbora.

Con respecto a la ganadería puede decirse que en Atienza predomina la oveja sobre el resto de la ganadería. Las antiguas vacadas y rebaños de cabras ya han desaparecido en la villa.

Sin embargo en la zona de Las Minas y Prádena continúa la cría de ganado cabrío y en la zona de Galve de Sorbe y de Cantalojas prepondera el vacuno y se siguen criando caballos y burros.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Liebre agarbada.

 
 
 
 
 
 
 
 

arriba