atienza.info  

Detalle de la calzada romana de Paredes.

INDICE LA VILLA HOSTELERÍA RUTAS GEOGRAFÍA HISTORIA
LA CABALLADA ENLACES VARIOS INICIO PORTADA PRESENTACIÓN

www.atienza.info

Época Romana

Puerta de la Salida y fuente romana.

PREHISTORIA
ÉPOCA ROMANA
ÉPOCA ÁRABE
RECONQUISTA
DECLIVE
SIGLOS XVI-XVIII
SIGLO XIX
SIGLO XX
ACTUALMENTE

TRADICIONES

PUEBLOS

 

Bordillo de la calzada romana de Paredes de Sigüenza

En el 179 a.d.C. El cónsul Sempronio Graco llega al territorio celtibérico, el historiador romano Tito Livio da fe de ello. 

Como las zonas naturales de penetración eran los ríos, conforme a los trayectos de éstos se fueron haciendo los caminos y después las vías. Desde la zona sur, el modo natural de entrada en la zona centro era: primero alcanzar el río Tajo, luego subir por él hasta uno de estos tres afluentes: Guadarrama, Tajuña o Henares. Estos tres afluentes dan lugar a otras tantas rutas que intentan bordear o cruzar el Sistema Central. 

Detalle de la calzada romana que llegaba a Sigüenza.

Así que la ruta idónea para llegar al área que nos ocupa es el río Tajo, luego el Henares. A la altura de Medinaceli esta ruta entronca con el Jalón y nos lleva al Ebro y a Zaragoza. Así se constituyó al pasar de los años una de las principales calzadas romanas de la península. La que unía Mérida con Zaragoza, la Vía Emérita Augusta.

 

Las poblaciones celtiberas eran guerreras pero independientes e insolidarias con lo cual los romanos, bien organizados, conquistan de un modo relativamente fácil las ciudades que encuentran. Ocupan la actual Medinaceli (entroncamiento del Henares y el Jalón, ruta natural hacia el Ebro, y punto de entrada hacia el Duero por Atienza y Tiermes). 

 Llegado este momento la mayor resistencia la presentan la ciudades arévacas de Termancia y Numancia. Vencidas después de años de lucha estas ciudades, así como las tribus del Moncayo, comienza una época de paz y de romanización. También comienza la llegada a España de comerciantes judíos atraídos por la prosperidad y la paz.

 

Resto de miliario cercano a Tiermes.

 

Por los historiadores romanos sabemos que Atienza participó en las guerras de Numancia contra los romanos. Una vez romanizada también participó, en el siglo I antes de Cristo, en las guerras civiles entre los partidarios de Sila y Pompeyo.

Parece que una de las calzadas romanas interiores principales pasaba por las inmediaciones de Atienza. Era la calzada que unía Medinaceli* y Sigüenza (en el entronque del Jalón con el Henares) con Tiermes* y Osma en la zona del Duero. Esta calzada, la de Sigüenza, Tiermes y Osma (Segontia - Termancia - Uxama), pasando por Torreplazo*  es mencionada como Calzada de Quinea en el Poema del Mío Cid. También Atienza ejercía dominio sobre otra ruta bastante transitada en la Edad Media, la que por Galve de Sorbe,  Grado del Pico y Ayllón llegaba al Duero.

 

*Medinaceli, punto estratégico ya para los romanos, se haya situada en la Vía Emérita Augusta que unía Toledo con Zaragoza y era considerada como eje principal de la red viaria romana en la península. El arco de triunfo romano del siglo II después de Cristo es uno de los tres que se conservan en la península ibérica.

*Torreplazo.- Calzada de Quinea en el poema del Mío Cid. Zona por la que se supone que el Cid pasa en su destierro camino de la cuenca del Henares. Punto entre Retortillo de Soria (Soria) y Miedes de Atienza (Guadalajara). Subiendo desde Miedes al páramo a la altura del kilómetro 40 de la carretera y a mano izquierda según se va a Retortillo, se encuentra Torreplazo, una altura de 1426 metros. Torreplazo pertenece a la provincia de Guadalajara.

 

 

*Tiermes.- A 17 kms de Retortillo (Soria) y a unos 37 de Atienza, está Tiermes o Termancia. La ciudad data del siglo XVI a.d.C. y tanto la ciudad como la zona fueron completamente dominadas por los romanos en el año 98 d.d.C. Esta ciudad estuvo poblada hasta el siglo XV. En ella hay restos, museo y excavaciones. Conserva también una iglesia románica.

Restos de Tiermes o Termancia.