atienza.info  

 

INDICE LA VILLA HOSTELERÍA RUTAS GEOGRAFÍA HISTORIA
LA CABALLADA ENLACES VARIOS INICIO PORTADA PRESENTACIÓN

www.atienza.info

Ruta del Doncel

Ruta del Arcipreste
Ruta del Románico
Ruta de las Minas
Ruta del Doncel

Atienza - Cercadillo - Imón- Palazuelos - Carabias - Sigüenza - La Riba de Santiuste - Paredes – Atienza
(De Atienza a Sigüenza hay unos 32 Kms, por lo tanto la excursión tendrá unos 64 entre ida y vuelta).

Ruta del Duero
Ruta de los Elefantes
Ruta de Termancia
Ruta de Puerto Infante

Si queremos ir a Sigüenza hay que salir de Atienza en dirección a Guadalajara o a Madrid. Al llegar al paraje conocido como Cantaperdiz encontraremos el cruce con la vieja carretera que va a Soria. Seguiremos a la derecha en dirección a Guadalajara. Pero sólo recorreremos un par de kilómetros, pues enseguida sale el cruce de Sigüenza a nuestra izquierda.

Ruta de la Tejera Negra
Ruta del Bornova
Senderismo
Pueblos

 
 
 
 
 
 
 

De Atienza a Sigüenza hay unos 32 kilómetros. Primeramente dejamos a nuestra derecha Cercadillo y después al pasar por Imón la carretera atraviesa sus salinas hoy semiabandonadas y apreciadísimas en la Edad Media. Estas fueron explotadas desde muy antiguo aunque los primeros documentos que lo prueban son del siglo XII, pues en el 1137 fueron declaradas propiedad real por el rey Alfonso VII. Otro decreto del rey concede en 1139 el diezmo de las salinas de Imón al Obispo de Sigüenza. Estas salinas hoy, como tantas, están casi abandonadas. Sin embargo antiguamente eran de un gran valor, casi estratégico, pues era una sustancia imprescindible para la conservación de muchos alimentos, también se necesitaba en las industrias de la época y, como hoy en día, en la alimentación de personas y animales. Como curiosidad, la producción de estas salinas en años normales era de unas 3.600 toneladas de sal.
Unos kilómetros después de las salinas de Imón, sale un cruce a nuestra izquierda. Si decidimos tomarlo y avanzar por él tres o cuatro kilómetros daremos con La Riba de Santiuste. Su castillo formó parte de la línea fronteriza entre los reinos cristianos y árabes en la misma línea que Atienza y Medinaceli. Una vez conquistadas estas tierras, al caer el reino taifa de Toledo (al que pertenecían) en el 1085, La Riba de Santiuste formó parte de las tierras castellanas y Alfonso VII donó castillo y villa al obispo de Sigüenza, D. Bernardo de Agén, en el 1124.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Castillo de La Riba de Santiuste

 
 
 
 
 

Pero volvamos otra vez al cruce que dejamos y continuemos en dirección a Sigüenza.
Cinco kilómetros antes de llegar a Sigüenza hay un cruce que casi todo el mundo deja atrás. A la izquierda quedan Ures y Pozancos, pero a la derecha hay dos pueblos que merecen una visita: Palazuelos y Carabias.

 
 
 
 
 

Iglesia románica de Carabias

 
 
 
 
 
 
 
 
 

A dos kilómetros del empalme está Palazuelos. El pueblo está totalmente amurallado y tiene cuatro puertas en la muralla. Si en lugar de entrar en Palazuelos o después de haberlo hecho seguimos por la carretera estrecha hasta Carabias encontraremos nada más llegar a él una iglesia románica con atrio porticado. La iglesia habrá merecido el desvío.
Hay que volver después al cruce que tomamos y seguir en dirección a Sigüenza. A cuatro kilómetros del cruce y al dar la vuelta a un cerro aparecerá la mejor vista de Sigüenza que el visitante puede tener.

 
 
 
 
 
 
 
 

Sigüenza es, bajo mi punto de vista, la ciudad más bonita de la provincia de Guadalajara. Merece una visita tranquila.
Entraremos por el paso a nivel que deja la estación a nuestra derecha. Luego, continuando la carretera dejaremos atrás la estación para por la Avenida de Alfonso VI cruzar el puente sobre el Henares y llegar a la ermita del Humilladero que queda a nuestra izquierda. Estamos en una curva en la que convergen varias calles, si podemos aparcar por aquí, haremos bien.
Itinerario.- Si nos vamos pasando por delante de la ermita del Humilladero, veremos un gran parque, el Parque o Paseo de la Alameda. Podemos seguir por él y hacia su mitad veremos, a la derecha dos columnas cuadradas. Si por entre ellas dejamos el Parque encontraremos la Calle de Medina o de Serrano Sanz. Siguiendo esta calle subiremos a la Catedral. La visita es obligada. 

Plaza Mayor de Sigüenza

Cuando salgamos de la Catedral estaremos en Plaza del Obispo Nieto y de allí a la Plaza Mayor, contigua de la primera. Podremos echar un vistazo al Ayuntamiento y a la plaza con sus soportales. Después subiremos en dirección al Castillo por la calle que sale por la parte superior derecha de la Plaza Mayor, dando la espalda a la catedral. Por esta Calle Mayor o de los Mártires subiremos directamente al Castillo si no la dejamos. A la altura de la Iglesia de Santiago saldrá a nuestra derecha la Travesaña Alta. Si nos metemos por ella veremos la Iglesia de San Vicente y la Casa del Doncel.

Casa del Doncel. Sigüenza.

 Estamos en el barrio medieval del pueblo, zona en la que se encontraba la sinagoga y la judería y algunos arcos medievales. Merece la pena perder se un rato por las Travesañas. Cuando nos cansemos: Hacia arriba el Castillo, hacia abajo la Catedral y la zona comercial del pueblo. 

Castillo de Sigüenza.

El Castillo de Sigüenza es actualmente parador nacional. Está muy bien restaurado y merece la pena visitar la parte abierta al público. 
Si, una vez visitado el castillo y vistas las Travesañas, deseamos bajar por un lugar distinto al que subimos, debemos seguir según salimos del castillo a nuestra izquierda hasta tomar la Calle de Valencia o de José Antonio que desciende siempre paralela a la muralla, dejaremos a nuestra derecha la Puerta del Portal Mayor y al cabo de un rato estaremos con la Calle del Cardenal Mendoza a nuestra derecha (calle comercial que de nuevo nos llevaría a la catedral), con la Calle de José de Villaviciosa a nuestra izquierda (calle amplia que, bajando por ella, tiene a la izquierda el Palacio Episcopal.) y con la Calle de Calvo Sotelo frente a nosotros (que nos devolvería nuevamente a la Ermita del Humilladero, donde iniciamos nuestra visita)

arriba